1
Septiembre 25, 2013 Publicado por Dominación Femenina en Dominación femenina

UN MATRIMONIO INICIANDOSE

Soy sumiso y llevamos 11 años casados, a ella le gusta mucho mandar y dirigir.

Eso fue lo que me cautivó de ella.

Desde este verano estoy intentando iniciar a mi mujer en el estilo de vida femdom...

Lo primero que hice durante un mes fue regalarle orgasmos sin importarme si yo lo tendrí­a o no.

Para mi sorpresa eso me empezó a excitar muchisimo.

Tambien debo decir que cuando empecé me equivoqué al comprar preservativos y en lugar de comprar los de siempre compré de los baja sensibilidad pero con estri­as para ella.

Tenía mucha dificultad en correrme y eso me excitaba muchisimo.

Poco a poco mejoraba mi técnica en estimularla con mi lengua. Así cuenta de que mi mujer es multi-orgasmica.

Lo haciamos una media de dos veces diarias, cada vez que lo haciamos duraba una hora mas o menos. No siempre me dejaba penetrarla, porque terminaba muerta.

En un mes utilizamos dos cajas y tuve solo 3 orgasmos. Entonces me dí cuenta que cada vez me volvia mas sumiso.

Nuestra vida sexual cambio radicalmente, pasamos de tener relaciones una o dos veces al mes, a hacerlo a diario.

A finales de este mes de Agosto empecé a mandarla mensajitos diciendole que me habia encantado, le daba las gracias por permitirme adorarla y la queri­a mucho, etc...

Poco a poco anadía mas detalles: Por ejemplo cuando no me corría le daba las gracias por el sexo y le cedí­a el control de mi pene y orgasmos, y le decía que me encantaba esta sensación de no correrme.

Otro día le dije que me encantaba estar en castidad por ella que lo unico que me importaba era su placer y bienestar.

Empecé a hacer cada vez mas tareas domésticas y veo que a ella le gusta.

Cuanto mas tiempo pasaba entre orgasmos me volvi­a mas sumiso, y esa sumisión hacia que me enamorara mas de ella y que siempre pensara en ella.

El estar al lado de ella comiendo o leyendo me excitaba y me ponía malo. Cuando estamos cara a cara le digo como me siento, y cuanto me gusta esa situación.

Me dí cuenta que le excita mucho que pase mi lengua por su culo. A veces le hago masaje en su culo con mi lengua y para eso me pongo de rodillas y eso me encanta, sobre todo cuando llevo varios dias sin correrme.

Después terminamos con sexo, y solo se corre ella.

Ultimamente le estoy mandando mensajes diciendole que me gustarí­a convertirme en su esclavo sexual y sirviente.

Cuando estoy muy excitado siento que ella puede conseguir todo lo que quiere de mí. Incluso cosas que no conseguirí­a en circunstancias normales.

Todos los días me mete mano, me calienta y me pone a cien. Cuando empiezo a tocarla ella me lo prohíbe, y cuando ve que estoy a punto de correrme, me manda a limpiar la cocina, entonces le doy las gracias y le doy un beso.

Cada vez que me he corrido le he pedido permiso para correrme y cuando me lo da y me corro le doy las gracias.

Llevo una semana sin orgasmos y la semana pasada le pedido que me tenga una semana mas... en castidad.

Ella me preguntó ¿Seras capaz? Yo le dije que lo intentaria. Le pedí que me prometiera que si yo le pedía un orgasmo, que me lo denegara. Que le diera igual si me ponia de rodillas o suplicaba, pero que no me lo permitiera.

Despues de eso le envié un mensaje diciendole que porque yo este en castidad no significa que ella tenga que renunciar al sexo y a la penetracion.

Así para que pueda disfrutar del sexo al cien por cien habia visto un consolador que me gustaria comprarle para hacerla disfrutar.

No obtuve respuesta ni la notaba enfadada. Entonces la envié otro mensaje diciendole que habia encontrado lo que buscaba y que el lunes lo compraría. Tampoco obtuve respuesta y yo sin embargo estaba feliz.

Anoche lo compré, y le mande un mensaje esta manana diciendole que ya lo habi­a comprado.

Y tampoco me respondió. Todos los di­as le mando un mensaje diciendole que estoy muy feliz de que me acepte como su esclavo sexual y su sirviente. Y tambien le digo me gustaria que fuera un poco mas exigente y estricta conmigo.

En unos de los mensajes que le mandé le comente que de haber sabido que me sentiria asi­ lo habi­a hecho desde el primer día de matrimonio.

Mi mujer es un persona que en tema de sexo le cuesta abrirse y contarme lo que le gusta, y decirme como se siente con esta situación.

Jamas me ha respondido­ a los mensajes que le he enviado, sé que por lo menos los lee.

Aunque no lo diga, sé que le gusta porque si no me lo hubiera dicho. Muchas veces le repito que se deje llevar.

Un dia le dije:

"Me gustarí­a convertirme en tu esclavo sexual y sirviente para que disfrutes del sexo como nunca y servirte para hacer que tu vida sea mas cómoda, que es lo que mas me importa. A ti te gusta mandar y dirigir, siempre has sonado con tener una chacha, aprovechalo me ofrezco como esclavo sexual, chacha o sirvienta y sumiso en castidad. Que pierdes por intentarlo. Nadie obliga a nadie, lo hago por voluntad propia miralo como un juego cuando pasen unos meses si no te gusta dejamos de jugar y volvemos como antes."

Noto que le gusta pero le cuesta lanzarse, a veces me sorprende con cosas como ¿quien te ha dado permiso para tocarme?, otras veces me manda hacer algo y me quedo mirando porque no me lo esperaba me dice "no querias ser mi sirvienta pues demuestralo"

Entoces, le doy las gracias y lo hago.

Otras veces le digo me encantan tus bragas y me salta con "¿quieres llevar bragas?" y yo le respondo "quiero lo que tu quieras".

En una ocasion me dijo "solo te falta la cofia" le respondi­ "si te hace feliz me la pongo".

Entonces me respondió que "con que me tengas la casa como un sol ya soy feliz".

Y yo le di las gracias.

Se me olvidaba mencionar, no uso cinturon de castidad.

De momento soy capaz de controlarme.

Se que solo llevamos dos meses pero ¿Algun consejo para mejorar y hacer que se implique mas?

Click to share thisClick to share this