2

MI CULO ES SUYO

Bisexualidad forzada.

Llevamos juntos mas de cinco años y la relacion iba bien pero habia dado un giro. Ella es una chica inteligente, que había escalado posiciones rápidamente en el mundo de la enseñanza pública y cada vez se la veía mas segura de si misma.

Con su pelo rubio recogido, siempre con falda y tacones a pesar de su juventud y con su cara de niña mala era la viva estampa de una mujer profesional y dominante.

Liberal e hija de liberales, nunca fue dificil hablar con ella de lo que fuera. Nuestras fantasias en la cama eran cada vez mas intensas y poco a poco las ibamos realizando sin prisa, segun surgía y nos apetecía.

Ese verano estuvimos en una casa alquilada todo el mes de Agosto en la playa, con varias amigas de ella. No se porque de repente noté que ellas me miraban de otra manera y a veces se reian o maldisimulaban su chachondeo en sus miradas.

Nosotros practicabamos dominación femenina hacia ya dos años. Ella le gustaba que yo la complaciera hasta el orgasmo con mi lengua, ella controlaba mis orgasmos y habia aprendido a utilizar el arnés con el que de vez en cuando me follaba el culo hasta que ella se corria. Me decia que mi culo era suyo, y a mí eso me ponía a cien.

Yo creo que ella había contado nuestro secreto a sus amigas y por eso yo notaba algo raro en el ambiente, pero decidí dismular y no comentarle nada a ella. A lo mejor eran paranoias mias.

mujer usando el arnes

Cuando se ponía en plan dominante le gustaba humillarme verbalmente, me decia cosas como, "voy a traer a uno de mis amigos mariquitas un dia a ver como te lo haces con él" o "cada dia tienes el agujero del culo mas grande, maricón". Yo aceptaba todo por morbo, la relación femdom me gustaba demasiado como para quejarme.

Un buen dia me anunció que venian dos amigos suyos "mariquitas" como ella decia a pasar unos dias a la casa de verano. Iban a usar la habitación de una amiga suya a la que se habian terminado las vacaciones. Se trataba de dos chicos que ella conocia desde su epoca de estudiante y que eran pareja homosexual. Yo los conocía de vista.

Un par de dias antes de su llegada salimos a cenar y ella se puso especialmente sexy, ropa interior negra, un minusculo tanga, body y una minifalda con su tacones preferidos.

Yo me puse a cien pensando en que iba a hacerme cuando volvieramos. Lo pasamos muy bien en una discoteca y llegamos pasadas las tres de la manana a la casa, Ella estaba alegre y muy desinihibida.

Me desnudo me agarro de los huevos y me dijo al oido. "Vas a hacer lo que te diga, verdad"

Si, si por supuesto, le dije enseguida.

"Ponte de rodillas y dame placer". Yo empece a hacer mi trabajo con la lengua, ella seguia vestida solo con la falda levantada hacia arriba y el tanga aun puesto.

Ella se corrió antes de lo que yo pensaba y entonces me tiró sobre la cama de espaldas y me puso uno de sus tacones encima.

Tengo una fatansia ¿me escuchas? mientras clavaba su tacón sádicamente en mi espalda.... Claro que sí cariño, le dije.

"Quiero ver como te lo hace un tio... un mariquita".

Yo me quede sin habla, ¿estaba hablando en serio? Me di cuenta de que no era adecuado seguirle la corriente ya que aquello parecia que iba en serio. Broma no era.

Cariño, ¿no crees que deberiamos hablar de esto? Le dije.

Ella respondió. "Llevo tiempo pensandolo, hace mucho que tengo el deseo de verte con otro tio, mejor dicho de ver como te folla otro tio," y entonces volvió a clavarme el tacón en la espalda.

¿Te lo quieres pensar? Y volvio a hacer peso con el tacón, yo me queje... me estaba clavando un tacón de aguja metálico en la espalda.

No dices nada, ¿te has quedado sin habla o qué?

Cariño sabes de sobra que a mi no me gustan los hombres. Le dije.

Si, lo sé, pero a mi sí me gustan los hombres y además me dan morbo los mariquitas, lo sabes hace mucho: Nunca te lo he ocultado, me dijo.

Yo me di la vuelta y me incorpore, la bese sus piernas en un acto de sumisión, la miré y le dije:

dominacion femenina

Yo no te puedo negar nada mi amor. Haz conmigo lo que quieras, soy tuyo ya lo sabes.

Ella entonces sonrió con una mueca sádica y me dio un largo beso. "Te quiero mucho", me dijo.

Desde aquel verano soy su jugete sexual. A veces trae a la casa los fines de semana a dos o tres tios a altas horas de la mañana, a veces los encontramos en una discoteca y nos vamos a cualquier sitio disponible.

bisex forzada femdom

Al llegar ella me desnuda me tumba en una cama o en un sofa, me prepara el culo con alguna crema, a veces empieza el que me va a follar a besarse con otro tio hasta que se le pone dura, ella mira siempre con mucho morbo y hace comentarios sarcásticos.

A veces me obliga a darla placer mientras me follan sus amigos, pero ella nunca participa realmente, ni se desnuda, solo mira.

Ultimamente viene un chico joven tambien gay y muy vicioso que no me folla sino con su puño, ella se pone a cien con el espectaculo se sienta en un sofa y se masturba mientras el tio me folla con el puño. Temgo el culo tan dilatado que ya no me hace daño.

fisting femdom

Yo he aprendido a disfrutar con estas situaciones y ahora me dan tanto morbo como a ella o quizas mas. Yo me sigo considerando heterosexual y acepto este tipo de relación por complacerla, pero el morbo de ver como me follan sus amigos gays por el espejo del cuarto mientras ella se masturba y me humilla verbalmente es superfuerte.

En estas relaciones no me corro es todo morbo, al llegar a casa o al dia siguiente, ella me domina de nuevo y si le ha gustado como me he portado, me deja correrme, claro esta, despues de tener ella primero su orgasmo con mi lengua. Así recordamos la última experiencia. Me corro siempre sobre sus pies o sus tacones mientras retuerce mis pezones o me abofetea, ya no me deja tener orgasmos sino es con dolor. Dice que asi no se olvidará quien manda siempre.

Ultimamente dice que me va a hacer su puta y que va a empezar a cobrar a los tios por follarme, para comprarse con ese dinero zapatos y ropa que dice le hace falta. Esperemos que sea solo una fantasía.

Ella sabe que no puedo negarle nada. Estoy loco por ella. Si quiere seré su puta.

Click to share thisClick to share this