0

Dominado por dos mujeres

Publicamos un interesante relato de un lector sobre la humillacón pública.

Mi nombre no importa, tengo 54 años y soy un hombre sumiso, con experiencia en una relacon 1 a 1 anterior.

En un Café oriental de Madrid, al que entre para hacer tiempo un sábado por la noche, ví dos mujeres rubias muy llamativas. Vestian de negro con ropa muy ajustada y un tanto fetichista. Estaban con sus hijas todas de alrededor de 20 años, fumando una shisa. Estuve mirandolas y una de ellas se dio cuenta y empezó a mirarme con una ademan dominante que me gustó.

Hablé con la camarera y le solicité pagar la cuenta de su mesa. Cuando iban a salir a fumar un cigarrillo se quedaron sorpredidas por la invitación, y me invitarion a salir a fumar con ellas.

Después de unos minutos de charla, la que me miraba con ademán dominante me dijo que ella tenía gustos muy especiales y que solo aceptaba conocer hombres sumisos. Su amiga asintió y parecia conocedora de sus gustos. Ten cuidado con ésta, me dijo.

femdom lady

Los tres, nos acercamos a un otro pub cercano al anterior mientras sus hijas se que quedaban fumando su shisa. Después de una hora de conversación, salimos a fumar un cigarrillo, y ella me llevo a la entrada de un garaje, junto a la puerta de pub, me puso en una esquina y me dio dos bofetadas. Eso despuès de hacerme arrodillar y besar su mano.

Entraron entonces sus dos hjas en el pub y unos minutos después su amiga salia a fumar. Se dio cuenta que estabamos en la entrada del garaje. Se acercó con cara de saber lo que estaba pasando.

Por que no pegas a nuestro nuevo amigo, le dijo mi nueva Ama. Ella se mostro indecisa. Es que mi amiga es mas sumisa que dominante me aclaró. Yo sonreia desafiante.

Despues de varios minutos de tensión y miradas morbosas, su amiga me dió su primer bofeton. Es masoca, le gusta. Fue su comentario, mientras se reia.

Eran ya las tres de la manana y era hora de irse a dormir. Intercambié el telefono con mi nueva Ama. Nos despedimos y monté en mi coche. Al arrancar vi que ella se acercaba, y me indico que bajara la ventanilla.

A mi amiga le gustaria repetir delante nuestras hijas, sal del coche y acercate al nuestro.

La situación me causo una erección y una excitacion mental muy nuevas. Yo dudé. No te preocupes nuestras hijas conocen mis gustos. Quiero que aprendan como tratar a los hombres, Me dijo.

Finalmente me acerqué. Su amiga me ordenó con aire no precisamente sumiso: Ponte de rodillas como anteshas hecho con ella y besame la mano.

FEMDOM

Obedeci. Al levantarme me dio un sonoro bofeton mientras ponia una cara de satisfaccion, y liberación.

Sus hijas miraban atentas desde el coche.

Es dificil describir la sensacion de humillación y verguenza que sentí.

Algo nuevo para mi al haber tenido una relación FEMDOM solamente en privado anteriormente.

Esperamos vuestros comentarios.

Click to share thisClick to share this