6

Dominación Femenina y Feminización forzada

Lo más humillante para el hombre.

El deseo de ser feminizado es mas común entre los hombres de lo que podría suponerse. Todo lo femenino excita a los hombres y les provoca curiosidad.

Llevar ropa femenina pueder ser sexualmente muy excitante para un hombre. Es como abrazar lo femenino y explorarlo. Es un fetiche muy común entre los sumisos.

travesti dominado

Muchos adolescentes tienen sus primeros impulsos y excitaciones sexuales tocando o probandose lencería de su madre. Muchos hombres adultos no han superado esta fascinación y excitación. Siguen enganchados a la ropa femenina...

Es una de las razones por la que tantos hombres gustan de regalar lenceria a sus mujeres.

Así es natural que ponerse estos articulos de la vestimenta femenina produzca deseos de sumisión en el hombre. ¿Si solo la ropa de una mujer tiene ese poder sobre el hombre, cuanto mas poder tendra una mujer por sí misma?

El trasvestismo y la feminización forzada son dos cosas muy diferentes.

Los travestis son hombres que desean vestirse como si fueran mujeres. Las mayoria de estos hombres no son gays pero hay algo dentro de ellos que les hace desear vestirse de mujer. Es una especia de fetiche. Estos hombres a menudo desean verse dominados cuando se visten de mujer y desean sentir lo que una mujer siente al tener sexo.

La feminización forzada es totalmente diferente.

feminizacion forzada

Para empezar es forzada, es decir: Ocurre cuando una mujer dominante impone a su sumiso el vestir alguna prenda femenina, unos tacones, maquillaje o bien vestirse completamente de mujer.

La idea tras la feminización forzada es que un hombre que no desea transvestirse lo haga por la fuerza para la diversión de la mujer.

hombre feminizado

La feminización forzada es un acto de humillación, la mujer obligará al sumiso a vestir ropa femenina, unos zapatos de tacón, le hara ponerse una peluca incluso llevar maquillaje.

Le podrá hacer fotos incluso en posturas obscenas para recordarle lo puta que es y amenazarle con mandar esas fotos a sus amigos o familia con el único fin de tenerle dominado y a su disposición.

Le hara desfilar ante un espejo y le humillará verbalmente, obligandole a verse en él.

hombre feminizado

Para terminar la diversión, la mujer puede colocarse su arnés y follarse a su nueva "putita viciosa".

Mejor si su "putita" va completamente vestido de mujer y maquillado. Es una inversión de roles total

¡Nada mas humillante!